Una nueva bienvenida

 

Una nueva generación de estudiantes fue recibida la tarde del lunes 26 de febrero. Autoridades de la institución e integrantes de la Asociación de Estudiantes de Química (AEQ) saludaron a la nueva camada de estudiantes que se prepara para iniciar sus cursos.

 

En su discurso de bienvenida, la decana de Facultad, María H. Torre, enfatizó en el valor de la investigación y de la extensión universitarias no sólo como pilares de la vida académica, sino como formas de enriqucimiento personal. “Ya desde el inicio es necesario que piensen en la investigación y en la extensión”, señaló Torre, recordando cómo esta última supone “una inserción en las distintas temáticas sociales”, y también una actividad que reporta satisfacciones enla medida que “uno se siente muy bien ayudando a los otros a resolver problemas”. Torre también subrayó la importancia de la participación en el cogobierno universitario. “Participen del cogobierno, de las comisiones, claustro, consejo. Estas actividades vuelcan a la Universidad algo de lo que la Universidad les está dando a ustedes”. La decana también subrayó el desarrollo de competencias que esa participación supone en los estudiantes, en la medida que “exponer y argumentar sus ideas antes grados 5, los ayuda a defender lo que quieren, algo que también les servirá cuando salgan al mundo laboral y deban defender su trabajo”.

 

Siguiendo con el ciclo iniciado en 2017, el acto de bienvenida fue tambien la oportunidad para presentar una nueva “historia de éxito”. Esta vez fue el turno del grupo químico Dexin, empresa de extensa trayectoria en análisis químicos para la industria, medicina y medio amiente, entre otros rubros. Su director, el Químico farmacéutico Eduardo Soler, fue el responsable de recibir a la nueva generación compartiendo aspectos de su quehacer profesional, y del trabajo desarrollado en Dexin. Su intervención dio pie a una anécdota jugosa, vinculada a los inicios de la empresa en los años 70. Por entonces, un estudiante del profesor Patrick Moyna, quien entonces trabajaba en las cátedras de Farmacognoscia y Química Orgánica, envió un cassette desde Suiza, donde realizaba una pasantía. “Así que a la gente de Farmacognoscia y de Orgánica nos e les ocurrió mejor idea que juntarse a última hora, a eso de las nueve de la noche, para escuchar el cassette”, recuerda Soler, con la mala fotuna de que, en ese justo momento pasara por alli el decano interventor. Sin mediar mayor trámite, sin haber siquiera escuchado el contenido de la cinta, este decano interventor “pensó: o son tupamaros, o son comuniestas. Y al otro día, todos para afuera”. Con esos jóvenes expulsados por el régimen, entonces, surgía entonces Dexin en el ano 1977, quienes se nuclearian para continuar con el trabajo que desarrollaban en Facultad, y a la vez, ofrecer un servicio de calidad a la ciudadania.

 

Al igual que en años anteriores, la cifra de inscriptos ronda los 500 nuevos ingresos. Los nuevos estudiantes podrán cursar una de las tantas opciones profesionales que ofrece la Facultad, a saber: Químico Farmacéutico, Bioquímico Clínico, Químico, Licenciado en Química, Técnico Bachiller en Ciencias Químicas, y las compartidas: Ingeniero Químico e Ingeniero en Alimentos).