El Grupo de Apoyo a Personas con Requerimientos Especiales presentó sus objetivos de trabajo 2017
Incluir para sumar

 

El martes 6 de junio fue una jornada inaugural para el tratamiento de los temas de inclusión en nuestra institución. Con la presencia de la decana de Facultad de Química, Dra. María H. Torre, la representante de la Secretaría de Accesibilidad para la Inclusión de la Intendencia de Montevideo, Lic. Tania Aguerrebere, y la responsable del Espacio de Inclusión Educativa de la Facultad de Ciencias Sociales, Lic. María Ortega, los integrantes del Grupo de Apoyo a Personas con Requierimientos Especiales (APRE) presentaron sus objetivos de trabajo para 2017.

 

Reunidos en el salón de la Asociación de Estudiantes de Química (AEQU), el encuentro comenzó con la exposición de la Lic. Rocío Guevara, integrante de APRE y de  la Unidad de Sistemas Integrados de Gestión (UNASIG), quien subrayó el puntapié inicial que supuso la actividad. A partir de allí, Guevara hizo un repaso del proceso de conformación del Grupo, así también como de los principales temas en los cuales ya han empezado a trabajar. Entre ellos, todo lo concerniente a la accesibilidad física, tal la aprobación de la rampa en el acceso principal del edificio central de Facultad, la adaptación del sistema de alarmas, las modificaciones en los ascensores y montacargas para regular la altura de las botoneras y los desniveles, entre otros. Estas reformas incluyen también la mejora de veredas y articulación con el transporte capitalino, acciones coordinadas en conjunto con la Intendencia de Montevideo.

 

“Esta mesa pretende concientizar", señaló María H. Torre, refiriendo al desconocimiento existente en torno a la discapacidad. "Este es un tema de mucha importancia, tal como ha reconocido el Consejo de Facultad”, recordó, al tiempo que anunció la decisión del Consejo de nominar como Comisión al actual Grupo. "Esto no sólo implica un cambio de nombre, sino que quiere decir cosas", expresó, aludiendo al relieve y al lugar de interés que el tema supone para la institución. Por su parte, durante su exposición, Aguerrebere resaltó la importancia de revisar los vínculos con la discapacidad. “Esta Facultad está queriendo construir una comunidad educativa en torno a la inclusión,y eso es importante”, expresó, agregando que “es importante cuidar el tema de la accesibilidad física (rampas, infraestructura), pero también revisar, toda la comunidad educativa, tanto estudiantes como docentes y funcionarios, qué relación tenemos con la discapacidad”. La especialista explicó así cómo si bien la sociedad avanza en temas de agenda y compromiso político, existen todavía aspectos anclados en viejos paradigmans, tal el de la discapacidad. “Muchas veces nos quedamos en el paradigma de la sobreprotección o de la infantilización de las personas con discapacidad”, expresó, de tal manera que “cuando se nos saca de ese lugar, nos genera mucho miedo y ansiedad por temor a hacer las cosas mal, a pensar que no hacemos lo suficiente”.

 

En el encuentro hubo también oportunidad de escuchar el testimonio de Vanessa González y de Martín Torres, integrantes de APRE, quienes compartieron con el público sus experiencias en relación a los requerimientos especiales y su rol como estudiantes -y en el caso de Martín, ya también como docente-, en la institución. Martín, egresado de Facultad con hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva), y docente del Área de Físicoquímica, comenzó su carrera en 2009. Recordó entonces la colaboración de la institución, a través de acciones concretas como la de procurarle un asiento en la primera fila del salón durante las clases teóricas, o la del dictado más pausado de las clases a fin de que pudiera tomar apuntes. Más tarde llegó el desafío de incorporarse a una cátedra como colaborador honorario; luego concursaría como Ayudante Grado 1, y actualmente se desempeña como Asistente Grado 2. Agradecido por esa cooperación de la institución, tanto de los docentes que le dieron una oportunidad, como de sus compañeros, sigue recordando los nervios durante su primer día como docente. Desde ese primer día ya pasaron muchos otros, y al frente de salones repletos de estudiantes.

 

Conformada por docentes, funcionarios no docentes y estudiantes de Facultad de Química, APRE se conformó como grupo de trabajo en 2016. Desde entonces ha definido acciones de trabajo concretas para posicionar a la discapacidad y a las dificultades de aprendizaje, tanto físicas como intelectuales, un tema relevante para la comunidad educativa de Facultad de Química.

 

 

Galería de fotografías: