Primera medalla de plata en las IChO, y mucho más

Es una estupenda noticia. Porque la delegación uruguaya participante en la 50° edición de la Olimpiada Internacional de Química (IChO por sus siglas en inglés), disputada en Bratislava y Praga entre los días 19 y 29 de julio, volvió al país con sendos reconocimientos. Franco Castro, estudiante del liceo Santo Domingo, obtuvo, así,  la medalla de plata, y Agustín Lorusso, estudiante del colegio Woodside School (Maldonado), hizo lo propio obteniendo una mención honorífica. Ambos formaron parte de un equipo que, liderado por la mentora Lorena Marínez (docente de Facultad que integra el Programa Olimpiada Uruguaya de Química), también conformaron los estudiantes Rodrigo Moreira (liceo Bauzá), y Eddie Kaitazoff (colegio y liceo Alemán). 

La Olimpiada Internacional de Química es una competencia anual, de tipo académico, en la que participan estudiantes en edad liceal de los cinco continentes y que, este año, contó con la presencia de setenta y cinco delegaciones representantes de cada país. Cada equipo participante puede contar con hasta cuatro integrantes, y dos mentores. Uruguay participa en esta competencia de forma ininterrumpida desde el año 1999 a través del Programa Olimpiada Uruguaya de Química, el cual es gestionado enteramente por Facultad de Química desde 2009.

La competencia implica pruebas de tipo teórico y experimental, pero también instancias de intercambio entre las distintas delegaciones. La figura del docente mentor que viaja con la delegación, en tanto, implica el monitoreo de conocimientos de los estudiantes previo a la competencia, actuando como mediador ante el tribunal actuante en las IChO, el cual comparte con estos docentes las pruebas que evaluarán a los estudiantes a fin de ser traducidas y corroboradas. Por lo tanto, durante la estadía el la ciudad sede, el contacto entre el mentor y los estudiantes está prohibido.

Enhorabuena, pues, por el reconocimiento obtenido, el premio al esfuerzo y la celebración de la sana competencia.