Sobre acoso, discriminación, y sus definiciones
(Foto: mba.americaeconomia)

Los temas de acoso y discriminación, y la postura de Udelar ante los mismos, estuvieron presentes en la sesión del Consejo Directivo Central del pasado 26 de marzo. En la misma, la Dra. Cristina Mangarelli, decana de la Facultad de Derecho, señaló que "el acoso en general, salvo el acoso sexual, tiene que ser reiterado", al tiempo que explicó que "lo que importa es que el insulto, aunque sea aislado, no será acoso, pero tampoco se puede admitir, sea o no acoso, porque es una conducta de violencia, pero esto es más a nivel conceptual". A su vez, un documento elaborado por la Comisión Central de Prevención y Actuación ante el Acoso y la Discriminación, que compartimos a contiuación, sirvió de base para la reflexión y el análisis en estos temas de particular interés para la Universidad y la sociedad en su conjunto. 

 

"La Universidad de la República no tolera comportamientos de acoso sexual, laboral o en las relaciones de estudio.

Tampoco son admisibles las conductas de violencia física o psicológica, el trato denigrante, irrespetuoso o discriminatorio y todos aquellos comportamientos que por provocar humillación, ofensa injustificada, temor, daño físico o emocional, que puedan contribuir a crear un ambiente de trabajo o estudio intimidatorio, ofensivo u hostil.

Dentro de las conductas antes mencionadas están comprendidas:

  • El uso de acusaciones, amenazas o insultos

  • La intimidación

  • Los comportamientos sexuales indeseados por la persona hacia la cual van dirigidos, las invitaciones y regalos no deseados

  • Los chistes ofensivos, el uso de lenguaje obsceno o inapropiado

  • La divulgación de rumores, la mentira, las críticas injustificadas, el dañar la reputación de otros

  • Todo otro comportamiento que pueda afectar el derecho de las personas a su intimidad y dignidad a permanecer en un ambiente de trabajo o estudio libre de violencia"